¿Hay que estar en todas las redes sociales?

En todas las que puedas. Las redes sociales se retroalimentan entre ellas y permiten que nuestra información llegue a nuestros clientes.

Cada red social se suele especializar en determinado perfil de público. Así por ejemplo, Facebook suele tener como usuarios más activos a un perfil de personas con edad más avanzada, frente a otras redes sociales como Instagram o Snapchat. En linkedin podemos encontrar a multitud de profesionales, etc.

Es importante que lleguemos a todo el público posible. Nuestros mensajes tienen que llegar a todo el mundo.